http://www.elmundo.es/

http://www.elmundo.es/economia/2018/08/12/5b6ed15922601ded708b45c3.html

SANDRA SÁNCHEZ – 

La digitalización ha transformado la manera de consumir, el concepto de propiedad, las relaciones laborales y sí, también la forma en que cobramos nuestra nómina.

Podemos teletrabajar, elegir el horario de entrada y salida y hasta comprar días de vacaciones. La flexibilidad que ha llegado al mercado laboral también podría alcanzar a los salarios. ¿Por qué esperar a final de mes para recibir la nómina completa si puede hoy mismo acceder al dinero generado el día anterior?

En esta idea de hacer olvidar el tiempo de espera entre el cobro de una nómina y otra, trabajan ya diferentes ‘startup’ financieras en Estados Unidos. En el último año han ganado popularidad aplicaciones móviles gracias a las que el empleado puede tener acceso a su nómina con la frecuencia que desee a lo largo del mes.

nómina

Un camarero, atendiendo una mesa en una terraza de Madrid. EXPANSIÓN

Se trata de plataformas financieras de pago instantáneo con un objetivo claro:proporcionar liquidez al trabajador para, por ejemplo, cubrir gastos imprevistos. No cobran intereses por retirar parte del sueldo de forma anticipada, si no que lo hacen a cambio de una cuota fija por transferencia. Una cantidad que no llega a superar los tres dólares, y puede ser abonada por el trabajador, la propia empresa, o ambos.

De esta premisa surge Instant Financial, una plataforma móvil que ofrece a empresas y trabajadores -especialmente en los sectores de hostelería y servicios- este tipo de prestaciones, como alternativa a préstamos fáciles a corto plazo y con elevados intereses.

El momento en el que están empezando a aparecer estas nuevas herramientas de retribución no es ni mucho menos casual. A pesar de que el mercado laboral estadounidense presenta unos niveles de desempleo por debajo de los registrados en los últimos 45 años, también exhibe falta de liquidez en parte de sus asalariados, derivada de un crecimiento de los salarios.

Por ahora, estas aplicaciones son una realidad en Estados Unidos (multinacionales como Uber, Hoover Foods o franquicias de McDonald’s ya ofrecen a sus empleados la posibilidad de contratar este servicio), pero está por ver si tendrían cabida en un mercado laboral como el español, donde se replica el estancamiento de los salarios.

Según Eurostat, mientras los salarios del conjunto de la zona euro habían aumentado al finalizar 2017 un 2%, lo hacían cinco veces menos en nuestro país, donde el crecimiento apenas alcanzó un tímido 0,4% (salario por hora).

Además, de acuerdo a la encuesta de condiciones de vida elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el 37,3% de los hogares españoles dice no tener capacidad de ahorro para afrontar gastos imprevistos.

En un mercado laboral convulso, estas plataformas parecen surgir como una manera más «de atraer y de retener talento para las compañías», sugieren desde DailyPay, otro ejemplo dentro de esta alternativa de cobros. Esta ‘startup’ llegó a un acuerdo en 2015 con una primera empresa de 34 empleados para ofrecerle sus servicios. Al finalizar 2017 tienen más de 500.000 usuarios.

Como toda novedad, esta tendencia también suscita algunas dudas. Aplicar la filosofía ‘pay as you go’ a los salarios cuenta con sus propios detractores: tener acceso voluntario a cobrar anticipos podría disparar en exceso el gasto y mermar la capacidad de ahorro de los hogares a largo plazo.