www.economistas.es – 22/10/2018

https://economistas.es/wp-content/uploads/2018/10/z-p2aeat.pdf

NUESTRA OPINIÓN

modelo 720

El director general de la Agencia Tributaria, Jesús Gascón. EFE

Las personas físicas y las jurídicas, residentes en España, , las sucursales de entidades extranjeras que desarrollen una actividad económica en España, así como otras entidades sin personalidad jurídica, caso de las comunidades de bienes o las herencias yacentes, están obligadas a informar de las cuentas corrientes, de ahorro, imposiciones a plazo, o cuentas de crédito, que tengan en el extranjero, cuando el saldo a 31 de diciembre o el saldo medio del último trimestre, el mayor de ambos, supere, agregando todas las cuentas, el importe de 50.000 euros.

Esta obligación, en el caso de las personas físicas, ha de cumplirse mediante la presentación del modelo 720, entre el 1 de enero y el 31 de marzo, en relación a los datos del año anterior.

Por su parte, las personas físicas que desarrollen actividades económicas, llevando la contabilidad conforme a lo preceptuado en el Código de Comercio, así como las sociedades y los establecimientos permanentes de los no residentes, caso de una sucursal de una entidad extranjera, no informan a través del modelo 720, sino que lo hacen a través de sus estados contables.

Finalmente, las personas físicas no residentes en España, también tienen la obligación de informar del patrimonio del cual son titulares en España, en el cual lógicamente también se incluyen las cuentas bancarias, cuando resulte, en base a la técnica liquidatoria del impuesto sobre el patrimonio, un importe a ingresar o, alternativamente, la totalidad de sus bienes y derechos excede de 2M de euros.

Al parecer, la Agencia Tributaria ha descubierto una bolsa de fraude en relación con la omisión, por parte de algunos contribuyentes, de activos como los descritos.