www.as.com – Enrique Ojeda – 

Los números uno mantienen su nivel, y Marta y Alejandra (se perdió medio año por lesión) llevaban más de una temporada sin ganar.

 El Open de alicante acabó con la frustración de Marta Marrero frente a las gemelas Sánchez Alayeto, y de nuevo con Alejandra Salazar al fin ambas lograron levantar un título. Belasteguín y Lima, por su parte, hace tiempo que se obligan a no perder dos torneos seguidos, y tras caer en Badalona han reaccionado de manera absoluta.La final masculina acabó antes de tiempo tras un primer excelente, que se apuntaron por 7-6 Bela y Lima. Pero luego Christian Gutiérrez pedía árnica; una contractura en el gluteo le dejaba casi inmóvil en la pista, y aunque Stupaczuk es eléctrico y barre todas las esquinas, era casi un uno contra dos. Con 3-0, e igualados en el cuarto set, Gutiérrez dijo basta, hasta la próxima, mejor tirar la toalla para volver a pelear en Zaragoza. Una pena, porque son dos parejas espectaculares.

Bela y Lima y Marrero y Salazar vuelven a reinar

Antes, Alejandra Salazar, en su segundo torneo tras perderse medio año por lesión, disfrutó de la victoria al lado de su compañera Marta Marrero, la jugadora que más finales perdidas llevaba sumadas entre los dos últimos años: en 2017 no pudo ganar ninguna, ni con Alejandra ni con Cata Tenrio; y en esta temporada tambien habían caido ante Gemma Triay y Luicia Sainz.

Y tenían enfrente a las Gemelas, a las dominadoras del 2017. En este partido Marta Marrero tuvo una de las mejores mañanas, encontrando huecos imposibles ante Mapi y Majo, intermitentes en este partido, que frente a puntos excelentes en posiciones cómodas para ellas generaron dudas: 6.3 y 7-6, cuando tuvieron la segunda manga encarrilada.